Diario de verano - De libros de dinosaurios, pintura, series y olas


¡Bú! Bienvenidos a septiembre, mis cuquis. Menuda sensación de lunes: café sobre la mesa, agenda temblorosa y ya un poco de airecillo fresco si es temprano. Quería retomar el blog así, temprano, con la calma de la mañana antes de meterse de lleno en el día. ¿Sabéis lo que he hecho? Un bocata de chocolate. Sí, con un tercio de tableta en un tercio de barra sin pico. Porque me apetece. Buenos días.

¿Cómo habéis pasado estos meses? Me quiero enterar de todito, contadme. Yo haré lo mismo y el post de vuelta va a ser dejaros meter la nariz en mi diario y husmear. Y lo de las compras de la vuelta al cole, los planes y las rutinas vueltas lo dejamos para otro día. Os cuento al final del post por qué y qué va a suceder.

El mes de julio me trajo mis 24, despidiendo unos veintitrés con los que quería pasar algo más tiempo. En esos días escribí

"Se agarró a sí misma como para no salir volando en la ventisca, y los meses siguientes fueron de una calma que no habría podido imaginar antes. Incluso viajó. Intentó hacer deporte, fue a terapia, su cuerpo volvió a dar números normales, visitó regularmente a sus amigas y pidió perdón a quien tocaba. Trabajó sin descanso todos los días, cerró proyectos y abrió otros nuevos. Se compró los pantalones más bonitos de la historia pero siguió llevando sus deportivas viejas y sucias. No lloró una sola vez en todos esos meses. Iba con prisa, hacia delante. 
Pero llegó a la señal de stop."

Quienes estáis apuntados en mi newsletter lo sabéis ya, pero julio fue un mes muy mental después de llevar desde comienzos de año corriendo como si algo más corriera detrás de mí. Así que ese mes me enterré de olas y me dejé llevar por el día a día.







Para empezar, no podéis perderos ver "Animales extintos" en formato físico (link). Sólo existe este ejemplar encuadernado a mano y fue un superregalo de mis amigas que no dejo de mirar. Poder sostener mi trabajo entre las manos y pasar sus hojas me ha dado muchísimas ganas de dar a luz otros relatos y dibujos nuevos. Puede que ya esté en ello.

Además he dibujado muchísimo durante este par de meses. Me he quitado un poco el agobio por publicar sabiendo que mucha gente está de vacaciones y he disfrutado de horas para mí llenando libretas, practicando cosas nuevas y aprendiendo. Me he sentido muymuy feliz, porque he hecho de todo: dibujos para fanzines, ilustraciones por encargo, prácticas con acuarela, con gouache, con tinta, replicado páginas de cómic, hecho concepts de mis personajes, diseñado pegatinas, pintando lienzos pequeñitos. Fuera la hora que fuese. Echaba mucho de menos esto, y no es que hubiese dejado de hacerlo pero me he sentido diferente haciéndolo esta vez. Y me quedo con ganas de seguir y seguir, que es lo mejor.

También he cambiado un poco el diseño del blog y ahora ME ENCANTA. No publicar durante el verano me ha venido muy bien también para eso, además de para planificar más cosas de las que quiero hablar. También he aprovechado ese tiempo libre para terminar cursos que tenía empezados y estudiar otras cosas pendientes.



Zape, ¿pero tú has descansado? 🤣
¡Que sí!

He ido casi todos los días a la playa (y lo puedo demostrar, mi piel vampírica ahora luce bicolor). Y he salido con gente bonita, he tenido reencuentros, he comido cosas riquísimas, he leído un montón y he visto series: durante estos meses me he enganchado a Haikyuu (temporada nueva ya, porfaaa), he empezado La leyenda de Aang, y también he visto Good Omens, Devilman y la tercera temporada de Stranger Things.

Y como podéis en la foto también he estrenado el modo jardinería: he plantado girasoles. A ver lo que duran.

Creo que ha sido el verano tranquilo que merezco (?) Y como planes de septiembre la verdad es que no puedo adelantar mucho. Hasta octubre prácticamente no tengo muy claro el rumbo que tomará mi vida pero aunque me cueste voy a intentar no agobiarme por eso y a centrarme en seguir creando cosas bonitas y llamar a timbres a ver si me adoptan. Casi no retomo el blog por eso, ups, pero no podemos vivir decidiendo en base a la incertidumbre y esperando quietos a que todo se decida solo. Qué va, ese no es mi estilo para nada.

Me sacudo el salitre de la piel, me guardo el sol y pienso "volveré esté invierno".

Haré lo que pueda mientras pueda, y con el tiempo del que dispongo ahora de momento voy a despejar mi mesa de trabajo y empezar a dibujar monstruos de tinta. Se acerca un proyecto relacionado con los desayunos (y no tiene que ver con el inktober, si es lo que estáis pensando, chan).

Nos leemos la semana que viene, supongo. ¡Feliz vuelta al cole!

✰ Nos seguimos viendo a diario en twitter e instagram.
✰ Si te gusta recibir cosas tipo diario te invito a seguir mi tinyletter, de actualización mensual.
✰ Si te gustaría darme un empujito para afrontar septiembre te dejo también mi ko-fi.



You Might Also Like

6 comentarios